0

Una bonita selección de poemas para hacer una linda declaración de amor, pedir la mano o incluso para leer en una boda.

Novia del campo, amapola

Juan Ramón Jiménez (España, 18981,1956)

Novia del campo, amapola
que estás abierta en el trigo;
amapolita, amapola
¿te quieres casar conmigo?
Te daré toda mi alma,
tendrás agua y tendrás pan.
Te daré toda mi alma,
toda mi alma de galán.
Tendrás una casa pobre,
yo te querré como un niño,
tendrás una casa pobre
llena de sol y cariño.
Yo te labraré tu campo,
tú irás por agua a la fuente,
yo te regaré tu campo
con el sudor de mi frente.
Amapola del camino,
roja como un corazón,
yo te haré cantar, y al son
de la rueda del molino.
Yo te haré cantar, y al son
de la rueda dolorida,
te abriré mi corazón,
amapola de mi vida.
Novia del campo, amapola,
que estás abierta en el trigo:
amapolita, amapola,
¿te quieres casar conmigo?

 

Ciencias de amor

Dámaso Alonso (España (1898-1990)

No sé. Sólo me llega, en el venero
de tus ojos, la lóbrega noticia
de Dios; sólo en tus labios, la caricia
de un mundo en mies, de un celestial granero.
¿Eres limpio cristal, o ventisquero
destructor? No, no sé… De esta delicia,
yo sólo sé su cósmica avaricia,
el sideral latir con que te quiero.
Yo no sé si eres muerte o eres vida,
si toco rosa en ti, si toco estrella,
si llamo a Dios o a ti cuando te llamo.
Junco en el agua o sorda piedra herida,
solo sé que la tarde es ancha y bella,
solo sé que soy hombre y que te amo.

Yolanda

Pablo Milanés (Cuba, 1943)

(En este caso bastará cambiar el nombre de Yolanda por el que corresponda)

Esto no puede ser no mas que una canción
quisiera fuera una declaración de amor
romántica sin reparar en formas tales
que ponga freno a lo que siento ahora a raudales
te amo
te amo
eternamente te amo
si me faltaras no voy a morirme
si he de morir quiero que sea contigo
mi soledad se siente acompañada
por eso a veces se que necesito
tu mano
tu mano
eternamente tu mano
cuando te vi sabía que era cierto
este temor de hallarme descubierto
tú me desnudas con siete razones
me abres el pecho siempre que me colmas
de amores
de amores
eternamente de amores
si alguna vez me siento derrotado
renuncio a ver el sol cada mañana
rezando el credo que me has enseñado
miro tu cara y digo en la ventana
Yolanda
Yolanda
eternamente yolanda
Yolanda
eternamente Yolanda
eternamente Yolanda

SONETO V

Grcilaso de la Vega (España 1501? – 1536)
Escrito está en mi alma vuestro gesto,
y cuanto yo escribir de vos deseo;
vos sola lo escribisteis, yo lo leo
tan solo, que aun de vos me guardo en esto.En esto estoy y estaré siempre puesto;
que aunque no cabe en mí cuanto en vos veo,
de tanto bien lo que no entiendo creo,
tomando ya la fe por presupuesto.Yo no nací sino para quereros;
mi alma os ha cortado a su medida;
por hábito del alma mismo os quiero.

Hoy en la net:

Netflix acaba de revelar los códigos «secretos» que hacen menos pesado encontrar lo que buscas en sus secciones.  Si antes las películas se agrupaban en unas pocas secciones muy genérica, ahora esas secciones se han… Leer más

La obra comienza hablando de la desdicha de Romeo por un amor no correspondido, también cuenta el odio entre las dos familias, los Montesco y los Capuleto. Los amigos de Romeo se enteran de forma… Leer más

Trampas para ciclistas

Diferentes medios de comunicación vienen informando desde hace unos años de las fechorías de desaprensivos que con toda la mala intención colocan trampas a los ciclistas de montaña.
Parece una extraña muestra… Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *